Su alma…

Nos vendieron a ellos Se suponían nuestros amigos Esos que nunca te abandonan Que están siempre a tu lado Esos mismos... Nos abandonaron Nos dejaron a su merced Huyeron Por miedo Por cobardía Por... Solos ante ellos nos quedamos Debimos haber dudado Debimos haber pensado Debimos no haber ido Debimos... Pudimos hacer tantas otras cosas... Seguir leyendo →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑