Palabras… Susurros…

Cada noche vuelvo

En silencio

A oscuras

Cuando nadie me ve

A tu lado

Regreso

 

Me sientes cuando llego

Cuando entro y me acuesto a tu lado

Te rodeo con mi cuerpo

Te recuestas en mis brazos

 

Es el momento esperado

El momento de sentirnos

El uno al otro

El otro al uno

Sin tener que escondernos

Sin tener que reprimirnos

Sin miedo a ser espiados

Sin miedo a ser castigados

 

 

cropped-p41.jpg

 

 

Te susurro al oído

Lo que siempre me has pedido

Lo que siempre te ha gustado

Lo que te pide que me pidas tu deseo más intimo

Tu pecado

 

Palabras susurradas

Reciclan tu cuerpo

Reviven tu alma

Seducen tus sentimientos

 

Tu cuerpo atenazado por la soledad del tiempo

Se va soltando poco a poco con cada aliento

 

Se encrespa tu espalda

Se eriza tu bello

Tiembla tu cuerpo

Se derriten tus pensamientos

Fluye tu deseo

 

Desde tu cuello voy bajando

Susurrando esas palabras

Recitando esos versos

Que hacen hervir tu sangre

Que provocan tu deseo

Convulsionan tu mente

Excitan tu corazón soñoliento

 

Quiebro tu armadura blanca

Encuentro un resquicio

Por donde entrar mis susurros

Por donde oiga tu corazón mis palabras

 

Mi voz ronca traiciona tu templanza

Te lleva al lugar que deseas

Tu humedad se desborda

Tu deseo puede más que tu coraza blanca

 

Te tocas suavemente

Humedeces los pliegues

Los labios enrojecen

Te abandonas al deseo

Sintiendo cada palabra

Cada susurro

Te contorsionas con cada sensación de tu cuerpo

 

Subiendo

Bajando

Acariciándote

Tu sola disfrutando

Sin necesidad de nadie

Solo de mi voz susurrante

 

Tu cuerpo se convulsiona

Comienza a descontrolarse

Se va contorsionando

Espasmo tras espasmo

Alcanzando un ritmo salvaje

 

Va fluyendo a través de tus dedos

Regando tus manos

Cayendo en cascada

El deshielo de tu deseo

 

No gritas

No pronuncias palabra

Solo gimes

Es tu momento

Momento que no deseas compartir

Momento que te trae recuerdos

Esos en los que estábamos juntos

En los que me tumbaba a tu lado

En los que te susurraba palabras

Esos…

 

Fue doloroso

Fue necesario

No quería

Me obligaron…

 

Dijeron que perdiste el rumbo

No hablabas

Solo susurrabas

Distante

Como en otro mundo

Sin reconocer a nadie

Que te habías alejado

Te habías perdido

Encerrada en tu mundo pasado

 

Por qué no me avisaron

Hubiera vuelto

Hubiera hecho cualquier cosa

Hubiera intentado algo

Hubiera…

 

Si no me hubiera ido

No te hubieran abandonado

En esta habitación blanca

Con ese vestido ceñido

Con esas mangas ajustadas

Con solo una cama blanca

Con las paredes acolchadas para no hacerte daño

 

No pude hacer nada

No sabía dónde estaba

Cómo podía volver

Cómo…

 

Cuando pude volver

Ya no estabas

 

Ya no éramos los mismos

De lo que tuvimos solo quedaban

Palabras

Susurros

A estas horas de la madrugada

 

 

images5_234

 

 

Me despido

Se me hace tarde

Volveré mañana

Seguiré visitándote en tu cueva blanca

 

 

O.

Sin categoría

lucesysombras View All →

LO QUE VES... NO SIEMPRE ES LO QUE HAY

19 Comments Deja un comentario

  1. Y en su cueva blanca
    intenta alargar la mano
    para tocarte
    y no estás.
    Se encoge en un ovillo,
    te llama a gritos,
    gime y te suplica
    y no has vuelto.
    Cierra los ojos,
    escapa de allí en un sueño
    buscándote
    y no te encuentra.

    y se deja llevar
    al pozo negro de la locura
    donde la herida no duele
    y la pasión se ha vuelto hielo.

    Muy bueno, me ha gustado mucho. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: