Guerrero

tirador

 

 

Rostro impenetrable

Imposible saber qué está pensando

Qué pasa por su mente

Si es que pasa algo

 

Indiferente

Al sufrimiento humano

Al dolor causado

 

Sin remordimientos internos

Sin sentimientos culpables

Sin escrúpulos palpables

 

Aquel muchacho

Soñador empedernido

Enamorado insaciable

 

Máquina más que hombre

Depredador de vidas ajenas

Asesino en serie

Arma de guerra

 

Su corazón es una roca

Su alma un fusil de asalto

 

Corazón de piedra

Sin lastres emocionales

Mente sellada

Sin necesidad de confesarse

Alma impía

Necesitada de sangre

 

 

1736.- Alma de niño

 

 

Aquel muchacho

Alma pura

Corazón grande

 

Un francotirador

Un depredador insaciable

Imposible calcular los caídos

Bajo esa necesidad de sangre

 

Disparo impecable

Guerrero implacable

Vende su cuerpo al mejor postor

Su alma sin implicaciones emocionales

Su mente sin remordimientos

Ni pesadillas inconfesables

 

El odio se le agotó

Con los muertos incalculables

La rabia dejó paso

A la monotonía de la sangre

Solo tiene la necesidad

De apuntar

Disparar

Matar

Otra muesca más

Que anotar a una lista interminable

 

Va dejando tras de sí un reguero de sangre

Una senda de cuerpos incontables

 

Aquel muchacho

Aquel que le robaron la juventud

Que le secuestraron para una guerra de nadie

 

This_Other_Myself_V2_2_by_Toffeur_1

 

 

Su lucha es interna

Contra aquello que lo devoró

Que destrozó su “yo”

Que lo dejo incurable

 

Solo en algún que otro momento

En pequeños instantes de lucidez

Solo ahí le salen…

 

 

Los recuerdos

Los remordimientos

La necesidad de confesarse

 

Aquel muchacho

Que le dieron un fusil

Que le dijeron que disparase

Sin mirar

Sin apuntar

Solo apretar el gatillo

Volver a cargar

Y disparar

 

Aquel muchacho

Que le sacaron de su pueblo

Sin saber por qué le obligaban

Ni a dónde le llevaban

Ni para qué le preparaban…

 

Aquel muchacho

Que preguntaba sin obtener respuesta

Solo le dijeron que debía matar

Sin que nadie le explicara

Por qué debía disparar

Contra aquellos que no le había hecho nada

Por qué debía arrebatarles la vida

Por qué debía asesinar

Si contra aquellos no tenía nada

 

Juzgado por traidor

Por negarse a disparar

Marcado de por vida

Abandonado y repudiado

Por su familia

Por sus amigos

Por el amor de su vida

 

 

Por aquella chiquilla rubia

De ojos azules

De piel blanca

De corazón puro

De alma clara

 

Esa misma que ahora le repudiaba

 

Rechazado por todos

Sin hogar

Sin nada

Sin nadie

Sólo

 

images_6186

 

 

Solo un lugar donde ir

Donde algo podría hacer

Para saciar su sed de venganza

 

Que mejor sitio que la legión extranjera

Donde van aquellos que no tienen nada

Donde van aquellos que no tienen a nadie

Donde nadie pregunta nada

Donde nadie conoce a nadie

Donde van los que desean perderse para siempre

Ser olvidados

Y olvidarse

 

 

Ahí comenzó su andadura

Ahí se gestó su leyenda

Ahí murió el joven inocente

Ahí nació el tirador implacable.

 

 

O.

Sin categoría

Anuncios

lucesysombras View All →

LO QUE VES... NO SIEMPRE ES LO QUE HAY

21 Comentarios Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: