Su sitio

 

Él nunca tuvo problemas

El sexo opuesto lo deseaba

Mas pronto que tarde sus redes caían

 

Tenía un don

Susurraba…

Envolviéndolas

Acurrucándolas

Con su poesía

Única arma utilizada las poseía

 

Sus mentes se dejaban llevar

No escatimaban en sueños

No malgastaban energías en preguntar

Únicamente cedían…

 

Con sus caricias

Suaves y delicadas

Detallistas y detalladas

Poseían sus cuerpos

 

Con sus besos

Tiernos y suaves

Húmedos y voraces

Mantenía la llama viva

 

Él era virgen de conocimiento

Demasiado confuso

Demasiado confundido

Ni entrar… Ni salir

No entendía de comportamientos

Ni de sentimientos

Los deseos ajenos… Suspenso

 

No era diestro en esa asignatura

La arrastraba desde pequeño

Se le atragantaban los temas sensuales

Los sexuales… Ni verlos

 

Mantenía las distancias con el polo opuesto

Un tanto siniestro

Careta que cubría su ignorancia

Protegía su recelo

Ocultaba su pensamiento

 

Ni comprendía

Ni entendía

Ni quería aprenderlo

El suspenso le mantenía distante sus verdaderos sentimientos

 

Mismas asignaturas

Diferentes supuestos

Uno sobresaliente

Uno suspenso

 

Una madurez real

Una insuficiencia prominente

Reales ambas vidas

Diferentes protagonistas

Un guion premiado

… Traducido de lengua a lengua

Un guion verde

… Desenlace perenne

 

Después de tanto escarceo

De tantas conquistas

De tanto…

Él cayó de rodillas

 

Perdido en su fuero interno

Con alarmantes dudas

Algo no le llenaba

Se sentía insatisfecho

 

Que cada vez que compartía lecho

Algo dentro de él lloraba

Lastimado por el constante esfuerzo

Sentía cómo se le agotaba su esencia

Como su alma sollozaba en silencio

 

Él si lo tuvo claro

Desde muy pequeño

De ahí su negación sexual

Su pasotismo eterno

Su itinerancia frente al sexo opuesto

 

Sabía lo que le atraía

Conocía sus verdaderos deseos

No soportaría una intersección

Rogaba por una unión

Daba tiempo al tiempo

 

Los papeles habían cambiado

El obtuso lo tenía claro

El lúcido estaba suspenso

 

¿Cómo conjugar ambos?

¿Cómo conectarlos?

¿Alguna posibilidad de unirlos?

 

Dos mundos diferentes

Dos realidades paralelas

Dos mundos diferenciados

 

Ambos mantenían su coraza

Resguardando sus cuerpos

Escondiendo sus deseos

 

Una invisible muralla les separaba

No se conocían

No se separaban

No se encontraban

Unidos desde pequeños

¿Cuál era su juego?

¿Qué lo verdadero?

¿Cuánta la distancia?

 

¿Quién daría el primer paso?

¿Quién tenía más deseo?

¿Quién estaba menos perdido?

¿Cuál necesitaba resolverlo?

 

Un encuentro concertado

Un amigo inesperado

Una cita a ciegas

En una habitación cualquiera

En un hotel en las afueras

 

Se miraron

Se estudiaron

Sus miradas se cruzaron

Manteniendo un pulso

Sin tocarse

Sin acercarse

Sin moverse

… Sin negarse

 

Enfrentados

Tanteándose

Estudiando el camino

Calculando la distancia

El tiempo del trecho que debía ser recorrido

 

Examinándose…

Examinando…

 

Un metro únicamente

Poco para otros

Una inmensidad para ellos

Dos hombres perdidos

Reencontrados destinos

 

Sin demostrarlo

Se acercaron

Pechos latentes

Ojos ardientes

Manos inquietas

 

Se rozaron

Se tocaron

Suavemente al principio

Terminando enrabietados

Entre ellos

Consigo mismos

Despotricando por el tiempo perdido

Maldiciendo tanta búsqueda baldía

Ese inmenso vacío

 

Se fundieron

Se confundieron

Caricias y besos

Pasión y deseo

Desenfreno… Lujuria… Sexo

Vicio renacido

 

Noche de amantes desconocidos

 

Uno a orto

Otro a uno

Se entregaron al desconocido

Conociendo la entrega del ajeno

 

Ansiosos de pasión

Ávidos de deseo

Sin cruzar palabra

Solo sexo

 

Durante horas yacieron

Sin parar

Sin descansar

Por el tiempo pasado

Por el tiempo perdido

Por haber esperado demasiado

Por miedo a perder lo encontrado

 

Todo fue arte

Magia

Cultura

Historia

Todo fue pasión

Deseo

Pasión

Lujuria

Desenfreno

 

Fue todo perfecto

Sola la perfección se consigue en los sueños

 

Un hombre tumbado en una cama

Una habitación en penumbras

Un hotel del extrarradio

Donde cualquier conocido pasa por extraño

 

Ese hombre

Pensando en sus yo internos

El experto y el confuso

El confundido y el sabio

 

Esa noche lo aclaró todo consigo mismo

Con su pasado

Con su futuro

¿Cuáles eran sus necesidades?

¿Cuáles eran sus gustos?

¿Quién era Él?

¿Cuál era su polo opuesto?

 

Lo que siempre había sido

Lo que nunca había aparecido

Lo que nunca se paró a pensar

O no quiso…

 

Aclarado el asunto

Salió de la habitación

Bajo a la recepción y pago lo debido

 

Miro al conserje

Un chaval muy bien parecido

Le guiño un ojo

El hizo lo mismo…

 

Ahí comenzó todo

Lo nuevo

Lo suyo

Lo nunca acontecido

 

Entraron detrás del vestíbulo

Ocultos por un descansillo

Allí mismo yacieron

 

En ese instante

En ese preciso momento

La unión de sus dos yo se consumó

La confusión de su mente desapareció

Se reparó su alma

Se satisfizo su deseo

 

 

O.

 

Confesiones Poesía

lucesysombras View All →

LO QUE VES... NO SIEMPRE ES LO QUE HAY

21 Comments Deja un comentario

  1. Me agradó lo que escribiste, el miedo que uno siente no solo al encontrarse a uno mismo, sino al reconocerse y por fin aceptarse, este último paso es el que más pesa para uno.

    Le gusta a 4 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: