Días…

Estos días…

No me consigo acostumbrar.

Ya ni odio me queda,

ni rabia que malgastar.

Ni quejas,

ni protestas,

ni nada, ni nadie a quien culpar.

 

Únicamente me quedo yo,

de poco sirvo ya,

salvo acometer el mismo recorrido,

unirme a tu bienestar.

 

Cómo…

Cuánto…

… Siempre.

 

Sufro por dentro,

por fuera… Las gritas no dejan lugar a imaginar.

 

Y estos días…

Quién consiguiese enderezar

el mango de la…

Quién fuera capaz

de aportarme la valentía

de poderte olvidar.

 

Días claros de sol,

días oscuros de amar,

día de amantes,

… Días de soledad.

 

Días…

Eternos de tiempo,

efímeros de ser,

perpetuos de estar,

encadenado a permanecer

soportando la ansiedad

de mirar en derredor

ver que tú no estás.

 

Saber…

Como sé,

que no debía saber,

que jamás regresarás.

 

O.

Poesía

30 Comentarios Deja un comentario

  1. No hay forma con ese virus que nos despedaza sin compasión a tantos. Y que no podamos con ese sentimiento ni queriendo, aunque, en verdad , no queramos.

    Me encantó este pedacito…tan de todos….
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

A %d blogueros les gusta esto: