Era…

 

Crucifixión de amantes
mirándose extenuados
tras un flechazo inesperado.

Un coito escénico
de un film escalofriante.
Impetuosos suspiros,
gemidos y jadeos sumisos
por el eco genocida de los sentidos.

Tornado de sentimientos,
mix de cuerpos anclados
por extremistas articulaciones,
entre delirantes figuras
de obscenas difusiones.

Escalofríos hipnóticos
de dos cuerpos acompasados
en ritmo sosegado
y rima frenética
ante un recital de susurros orgásmicos.

Deseo enfermizo promueve
jaquecas lujuriosas
ante la pasión desatada
entre luces y sombras.

Orgasmos nocturnos
cobijados bajo un manto de lluvia escarlata,
lubricaciones de cuerpos entregados
en un forcejeo sensual
jugando un mano a mano
con los órganos contrarios.

Posesiones enfrentadas
en un abrasivo campo de batalla.

Mental desvarío
ante semejante acto.
Creyente independiente
ante la posesión acreditada.

No veo ángeles desfilando,
ni oigo trompetas atronadoras,
no siento las danzarinas mariposas,
ni veo luciérnagas coloreando la estancia.

Pensaba que era amor,
una obra de arte.
Que dolía porque moría
por el deseo de amarte.
Sin querer,
sin saber,
sin darme cuenta
que únicamente era sexo
lo que atraía mi hambre.

 

O.

Poesía

O., Luces y Sombras View All →

"Solo entiende mi locura, quien comparte mi pasión"

15 Comentarios Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: