Tiempo…

Paraje desolado
interior externalizado
profundo misterio.
Espesura gráfica
como fisonomía de tu alma
la veracidad del ingenuo
que mientras observa
se delata.
Descompuesto el misterio
encasillada la dama
en la casilla de salida
en las tablas que no cesan
… Ni vencedores
… Ni vencidos.
El devastador argumento
no permite opinión
ni opinión
urgen los sentimientos
que desatascan la razón
la realidad emula el banco
triste
abandonado
inquieto
bajo el sauce llorón
que de la zozobra
se hace eco.
Tanta soledad…
Tanta algarabía…
Tan escasa magia
que acompase la vida.
Únicamente la monotonía
tiene cabida
… Su lugar predilecto
… Su momento erecto
entre los copos y viandantes
un estereotipo perfecto.
Perdida la comisura
entre sentidos contrapuestos
fábulas
y confabulaciones
el corazón… Un hervidero.
Las brasas se agitan
agigantan sus fauces
… Gritan.
Lúgubre estalactita
soñadora pestaña
gotea la morriña
del que calla
con la boca chica
mientras su ánima estalla
de melancolía.

O.

Poesía

10 Comentarios Deja un comentario

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: