Recuerda si…

¿Alguien…
Ha sometido tu espíritu
susurrando al oído
ha combustionado tu alma
incendiado tu universo
con sensuales palabras
eróticos versos
o sencillos besos
en la orilla del cuello?

¿Ha erizado tu espina dorsal
contrayendo los músculos
creando un clímax glacial
un fuego imposible de apagar
entre poemas sensuales
y carnales cuentos
electrificando tu dorso
mientras el deseo ardía inquieto?

¿Ha compaginado su lujuria y sus manos
estremeciendo tu torso
sometiendo tus aureolas circulares
a un vil empitonamiento
masajeando tu cintura
sosteniendo entre sus articulaciones
tus senos
disimulando besarte
a la vez que te iba engullendo?

¿Arqueo tu figura en concavidades diferenciadas
tensionó tus gemelos
gemidos estratosféricos
cuando crucificada
descubriendo instantes arqueológicos
tus pies empecinados
excavaban en el terciopelo?

¿Algún deleite fue mayor
fue más real
más auténtico
que cuando entre tus piernas
su rostro asumía el papel de carcelero?
… Cuando entre aperturas y cierres
el oasis se expandía en playa
las embestidas en olas
la salina goteaba lunática brisa.

Alguna vez…
Alguien…

¿Dio rienda suelta a la pasión clandestina
que ensombrecía tu belleza
encadenaba tu voluntad…
Te convertía en musa de su anhelo
en princesa de su poesía?.

O.

Erótica erotismo Poesía

Luces y Sombras, O. View All →

El silencio empobrece el alma

21 Comentarios Deja un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: