Como un tormenta veraniega
como una noche estrellada
un incendio desbocado
una rosa disecada
una pantera enrejada
un vergel en el desierto.

La furia y la calma
dualidad que enamora
imprevisible primavera
… Simbiosis personificada.

Domaste mi ímpetu
sometido mi consciencia
sofocaste mi espíritu
amansaste mi fiereza
deshilachando el torso
atisbaste mi naturaleza.

Revoloteando en mis pensamientos
ronroneando tras mis neuronas
en mi mente predispuesta
a enaltecer el ansia posesiva
por la lejanía de tu cuerpo
por la cercanía de tu alma
… Tu corazón velando mi espera.

O.

Poesía

17 Comentarios Deja un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: