La verdad…

​No se daña a quien se quiere!!

Cómo??

Ahora quién da la cara??

Quién le dice la verdad??

Que han jugado con él??
No le puedo ni mirar!!

Cuando me pregunta qué más tengo que hacer??

Qué más tengo que demostrar??

No le puedo ni mirar!!

Porque se que si le miro, verá en mi cara la verdad!!

La puta verdad!!

Que le engañaron para que no cambiase de equipo,

Y que ahora…

Está jodido… porque no va a jugar!!
Le digo la verdad??

Que por mucho que se esfuerce…

Que por muy que juegue…

No va a jugar!!

Que han traído a otro entrenador…

A otros jugadores, que aún siendo peores,

Aunque no entrenen, ni se esfuercen,

Van a jugar por imperativo papal!!

Ahora, todos callados… todos ausentes…

Ahora, solo su padre… la verdad le he de contar!!

El es demasiado listo para no saberlo…

Pero demasiado inocente para entenderlo…
Cómo le digo la verdad??

Cómo le digo que tiene demasiado corazón…

para esta mierda de sociedad!!

Que primero “los favores”… y luego…

Dura forma de aprender!!
Y dura forma de aprender a desconfiar,

a tan temprana edad!!
Y como siempre el padre…

Que no sé ni por donde empezar…
Debo decirle que le han engañado,

que no se vuelva a fiar,

que los que un día están contigo,

al siguiente desaparecerán.

O le miento y le digo… sigue, 
que al final contarás!!

Pero eso es solo, maquillar la verdad!!

Y ni es justo, ni se merece más mentiras,

lo mejor… la puta verdad!!
Que le han engañado!!

Que no le merecen!!

Que los olvide y siga para adelante,

pero que no todo el mundo es igual!!
Estate tranquilo,

que para eso estoy yo acá!!


Que te sirva de lección!!

Y ahora… 
Qué??

No se volverá a fiar de nada ni de nadie??…

No confiará en sus verdaderos amigos??
Difícil ecuación para un chaval de 15 años!!
Ya se verá…


O.R.

2 comentarios

  1. ¡Que triste! Un chaval de quince años debe limitarse a disfrutar, de jugar, reír y si le gusta algo pues aprender, unos tendrán suerte otros no, pero creo que los padres deben de animar a los chavales, no a destrozarlos. Y sobre todo creo yo, hay que darles total confianza para que sean buenas personas y fiarse de los demás, sino la vida puede ser muy amarga, con el tiempo, aprendes a quitarte las malas hierbas de tu vida.
    He visto a más de un padre a bofetones con otro en un partido de fútbol de chiquillos de diez años, eso sí, que no sabría cómo explicárselo a mi hijo.
    Mi sobrino juega en un buen equipo, y, se gana muy bien la vida, no es millonario pero sí que vive bien y empezó en el equipo de su colegio.
    Saludos y ánimo que todo se soluciona, ya lo verás.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s