Sabes… o no??

No puedo soportar tanto dolor por este alejamiento.
Por querer como te quiero,
por amarte con tanto deseo.
Me eloquece tenerte,
y no te tengo!!

Sensualidad profunda de caricias al tocarnos.
Labios vs labios recordándonos a besos.
Respiraciones entrecortadas por la pasión desenfrenada del momento.
Manos sobando nuestros cuerpos.
Recorriendo a bocados la curvatura de tu espalda,
definiendo a mordiscos la redondez de tus senos y erizando tu bello de tu sexo.


Eso era lo que para ti significaba una relación de amor eterno…
O eso es lo que buscabas??
No lo sé a ciencia cierta porque solo me pediste tiempo!!

Susurrar palabras románticas, mientras te beso y muerdo tu cuello, de esa forma que solo saben besar los amantes de cuentos.
Sentimiento de pertenencia.
El infinito de nuestros momentos.
El deseo y la exigencia de anclar el tiempo.
Que no se mueva nada, que todo permanezca quieto,
que las nubes, los ríos y mares acorden sus movimientos.
Que pare la vida, que pare el tiempo.
Que los relojes se retrasen, como el horario de invierno.
Que no pase nada si no lo deseamos, lo pedimos o lo queremos!!

Pero eso era sencillo,
era romántico,
era solo eso… vida!!

Pero la sencillez es básica, necesaria y verdadera.
Un paseo por la playa,
una noche junto a una hoguera,
las estrellas y la luz de la luna sobre nuestras cabezas,
los arboles haciéndonos de sendero,
una manta verde sobre la que tumbarnos,
la ternura de cuatro manos juntas
y la delicadeza de un beso comparido en los labios.


Pero eso no te valía!!
Querías más que eso…
Deseabas otra vida, otro …., ni decirlo quiero!!


Para eso pediste un retroceso!!
Un tiempo de pensar, de buscar o descubrir…??

Quiero que vuelvas, que recapacites… que te lo pienses.

No seas tozuda, y recuerda nuestros momentos…

Pero si vuelves, vuelve para quedarte, para lo que conoces y sabes que hay.

Vuelve!!

Sin reproches, sin exigencias, sin….

No entiendo que te duela,
que te sorprendas tanto,
nos dimos un tiempo…
El que tu pediste!!

Todavía no me has dicho para qué lo necesitabas…
Para qué era tan necesario y urgente…
Es que había otro, y no sabías cómo explicármelo,
o explicárselo…

Tu lo aprovechaste a tu manera,
sin decirme cómo, para qué, con quién o cuándo…

Yo no buscaba nada,
no tenía nada planificado.
Surgió como surge lo improvisado, de repente, sin buscarlo, ni esperarlo…
Duró una sola noche, y está acabado y olvidado!!

No hagas de eso una ofensa!!
O acaso te pido yo que me des cuentas de lo que hiciste durante “ese” tiempo??

Fuiste tu la que lo pidio.
La que me obligo a salir de tu vida, por un tiempo.

Necesitabas pensar decías…
Ya lo has hecho??
Ya has decidido entre ambos??
Entre la realidad y la fantasía??
Entre él y yo… o todavía te crees que no me he enterado de lo hacías durante todo “ese” tiempo??

Me mandaste lejos para no vernos.
Ahora me llamas y me acusas, por lo que hice una noche, sin decirme lo que tú con el “otro” hicisteis todas…

No me pongas en contra de mi mismo!!
Yo era fiel!!
Tú quisiste tiempo para elegir… has elegido??
 

Ven ya si quieres…

Y si no… VETE!!

Vete o vueve…

Pero… NO PIDAS MAS TIEMPO!!


O.R.

11 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s