Pasión y Calvario…

PASION

 

Atravesando calles abruptas y serpenteantes, cubiertas de polvo, barro y lodo. Recubiertas por las piedras que se iban arrojando a su paso, por la sangre emanada de los latigazos.

No quedaba lugar para la piedad, únicamente rabia, ira y sufrimiento.

Cuanto más daño se le causase, menos miedo generaría, más humano parecería, ni un rey, ni un Dios sería.

 

Acabado…

Rodillas ensangrentadas

Pies encostrados

Cuerpo magullado

Por los golpes

Por los insultos

Por los escupitajos

A trompicones

Solo conseguía avanzar

A base de latigazos

 

 

No tendrían que convencer a nadie que no era nada, ni mesías, ni salvador, ni nada de nadie… Solo un pobre hombre que se arrastraba. Que lloraba, sufría y pedía ayuda, entre lágrimas y sangre.

Nadie se le acercaba, por miedo a las represalias de los guardias que le iban custodiando, por miedo a esa muchedumbre envalentonada por verse unida frente al que decía que era más que ellos, al que pensaban que les hacía de menos que tenía el poco juicio de recordarles que no eran nada y que él había venido a rescatarles, a soportar sus pecados y salvar sus almas mortales.

 

Ensangrentado
Suplicaba…

Desesperado
Pedía
Rogaba

Un alma caritativa

La ayuda que no llegaba…

 

Ya le estaban viendo como sangraba, como se lamentaba y jadeaba, como un pobre diablo. Ya no habría que convencer a nadie de ser un farsante, un loco, otro chalado que solo con la voz pensaba que cambiaría las cosas, que sería el salvador de la causa. No era nada del otro mundo, ni un ser extraño, ni un Dios, ni nada…

Únicamente un hombre que no había pensado en las consecuencias de sus actos, de su palabrería y charlatanería. No había caído en gracia por su pobreza por su elocuencia… le tenían muchas ganas, demasiadas para ser solo un hombre sin escolta sin poder, sin gloria, solo palabras…

Sudaba y sangraba como cualquier otro hombre, pedía agua, clemencia y descanso. No tenía nada de divino y viéndole así, casi ni de humano.

 

Insoportable!!

Imposible

 Articular palabra…

Ya no podía más…
El cuerpo destrozado
Los ojos hinchados
La mirada perdida
Su mente no estaba

Deambulaba…

 

Se arrastraba como un animal directo al matadero, con la cabeza gacha, los ojos nublados y llenos de miedo. No era ni un Dios, ni su hijo, era un simple charlatán que se había vuelto loco por tanto seguimiento popular.

Le llevaban descalzo, para que viesen como sangraba, que no era especial, que sudaba y lloraba como cualquier otro, que pedía clemencia y se hacía sus necesidades encima por miedo a parase, a pedir permiso y recibir un mayor castigo.

Los pies cada vez más ensangrentados por los cortes que se le iban produciendo, embarrados y destrozados por tanto caminar, por tanto peso. Enorme caminata desde la partida al cadalso, sin ayuda y sin agua, y con ese enorme peso sobre sus espaldas.

No era el tronco lo que le pesaba, era la injusticia que veía, que sentía, que no soportaba… era todo eso y más lo que en su cara reflejada.

 

Sólo…

Sin ayuda

Sin nadie que le diera pena

Su cuerpo no soportaba

Ya no podía

Creía que reventaría…

Solo su alma

Solo Ella sobrevivía…

Todo lo demás

Su cuerpo

Su corazón

Su mente

Destrozados estaban

Por dentro y por fuera,

Solo Ella…

Inquebrantable.
Indestructible
Solo Ella sobrevivía…

 

CALVARIO

 

Alma

Arrogante
Grita

Al cuerpo

A la mente

Ordena que se levante
Sobreponerse

Encarar su mirada

Seguir

Avanzar

Perdonar!!

Como le dijo su Padre

 

Su cuerpo semidesnudo facilitaba los latigazos del verdugo, el apedreamiento de la gente, y los escupitajos de los más pequeños.

Un cuerpo maltrecho, despellejado por los golpes, las piedras y los latigazos. Sudoroso por el esfuerzo de lo cargado, de lo recorrido, del cansancio acumulado.

Era un cuerpo deforme, en exceso mutilado por los golpes recibidos, por todo lo acontecido, por sentirse un miserable.

Para más escarnio, para más risas y burlas, le habían coronado, como si de un rey se tratase, de un conquistador que iba saludando victorioso por las calles. Corona de pinchos, púas, espinas y alambres.

Demasiado castigo para la vista, incluso del más salvaje de los presentes. Pero nadie pedía clemencia, nadie se atrevía a llevar la contraria y ponerse de su parte. Nadie era capaz de prestarle auxilio, ni ayuda, solo con los ojos, algún que otro lo suplicaba…

Los demás callados, por miedo a ser los siguientes a recibir el mismo trato.

Solo se oían risas, bromas y chiste en contra del pobre diablo, de ese que se había atrevido a proclamarse rey de todos los humanos… Qué locura!! Que insolencia y desfachatez de ese pobre diablo.

Risas, piedras y latigazos. Todos querían estar en la fiesta, nadie deseaba irse, nadie quería perdérselo y no enterarse de primera mano.

Nadie iría ese día al trabajo.

Un rey con su corona de espinas, por haber reclamado lo que no era suyo, por haber predicado sandeces y barbaridades acusando a los ricos de aprovecharse de los pobres, de los más débiles… Le estaba bien empleado!!

Debió ser más listo, no generar tanto populismo, ser más callado y no pensar ni creer que era Jesucristo.

 

 

SUFRIMIENTO

 

Su premio por todo ello, fue su calvario. Su castigo por haberse revelado, fueron los latigazos, los insultos, las piedras y los palos del camino de subida a su destino. Eso era lo que pensaba el pobre diablo.

Eso era lo que creía y esperaba, con fuerza deseaba que acabara, que lo remataran y no sufrir más. Eso era lo que de verdad ansiaba.

Sin saber lo que aún le tenía guardado, con lo que le sorprenderían, como  último colofón al circo montado… No imaginaba lo que le esperaba en lo alto de aquel montículo…

Más calvario!!

 

Cuanto antes llegue

Antes estará a salvo

Antes terminará todo

Podrá descansar

Acabará este sufrimiento

Cargando como una mula

Con un travesaño

Sabiendo que será utilizado

Para su sacrificio

Para causarle más dolor

Aún más del recibido…

Si venía a salvarles

Si venía por ellos

Por qué le hacían esto

No entendía la razón

Se cuestionaba el todo

El motivo

La causa

El efecto…

En su fuero interno

Nunca pensó que acabaría así…

 

LLEVADO

 

Ahora le conmemoran

Le llevan en volandas

Que cosas pasan…

Antes un pobre diablo

Ahora un Dios

Antes Nada…

Ahora Todo!!

 

 

O.

Sin categoría

lucesysombras View All →

LO QUE VES... NO SIEMPRE ES LO QUE HAY

28 Comments Deja un comentario

  1. Tu creatividad llevada al escenario de esta SS, una verdadera pasión, admirado poeta. Tu capacidad para crear poemas es inmensa y realmente virtuosos.
    Feliz SS, amigo

    Le gusta a 1 persona

  2. LyS muy bonito,ya lo pensaba Poncio Pilato cuando decidió no arriesgarse y lavarse las manos q al final Jesucristo iba ser Mártir..Lo vendió, no lo salvo..me recuerda a las políticas de hoy día…

    Igual Jesucristo fue el primer sindicalista, de los de verdad, me refiero..

    Muy intenso😘

    Le gusta a 1 persona

  3. !Que relato lleno de confusión! De quien hablas? el verdadero vía crucis lo pasó Jesucristo por el rescate de tu alma, y de toda la humanidad. Lo siento pero no puedo silenciarme ante tanto vituperio. Llamarle pobre diablo!!!!

    Le gusta a 2 personas

  4. No creo que sea confuso
    Pero cada cual tiene su opinión…
    Yo llevo desde los 3 años hasta el final de la carrera en colegios y universidad católica
    Y todavía no me creo lo que tanto me han contado…
    Creo en las personas… no en historias… pero las respeto!!
    Pobre diablo pensarían tanto los judíos como los romanos
    Incluso creo que él mismo se lo planteó…
    En momentos dados duda de ser el hijo de Dios
    Viene en la Biblia… si no recuerdo mal…
    Buena Semana Santa
    Y gracias por tu comentario
    Beso

    Le gusta a 1 persona

  5. Ok. es tu apreciación, tenemos libertad para pensar como queramos, pero te quiero aclarar, Él nunca dudo ni un instante ser hijo de Dios, hizo la voluntad del Padre, fue obediente hasta la muerte, porque era la única forma de rescatarnos de la muerte espiritual, obviamente la muerte física, en cualquier momentos nos llega… Ah, y no soy católica para nada, lo considero religión y a través de ello nunca consigues una comunión con el verdadero Dios..

    Le gusta a 1 persona

  6. creo que la duda no la sabremos de primera mano nunca… solo él
    es un relato de pasion y sufrimiento
    quien puede decir que fue verdad o no…
    en todas las religiones se basan en hechos antiguos y relatos pasados de unos a otros o escritos ( se supone)
    agradzco tu comentario any
    pasa unos buenos días
    un beso

    Le gusta a 1 persona

  7. Has hecho un perfecto retrato de la agonía de un hombre,enfrentándose al su final… Dejando a un margen la religión, un hombre, en su aspecto material, sufre, llora, siente, se desespera… la parte inmaterial, la del otro lado, el alma, supongo que se evadirá de alguna manera de lo terrenal, lo tenemos en la gente enferma terminal, que no ven la muerte aunque la tengan durmiendo en su cama.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: