Indomables

i2

Lágrimas a demanda brotan recubriendo el desértico paisaje

Lugar de encuentro de almas soñadoras y corazones expatriados

Cuerpos innumerables… Invisibles que esperan su momento

Ese instante esperado largo tiempo

Voz aplacada que les ordene avanzar

Fuerzas de flaqueza emergerán a duras penas, por los kilómetros que acumula su vía crucis

Gente corriente persiguiendo ficciones alabadas por embusteros juglares… Por trovadores al servicio del beneficio

Sueños vendidos en nombre de la patria a precio de plata

Comprados con el sacrificio de años soportando dictadores bananeros

Duro peaje que ha de cobrarse lo que poseen y un plus venidero

Chantaje que chupará su sangre ocre… Mezcla de barro y sudor extraviado por extraños que lo buscaron antes que ellos

Sumatorio absorbido por los poros de los cuerpos arrastrados por el fango

Sueños a precio de oro… La plata solo alcanza el catre del reposo

El resto… Invenciones de oídas corridas como la pólvora serán deudas de por vida para los más “desgraciados”

Los otros, pobres “agraciados”, cubrirán las aguas como ensamblajes de un puente inexistente

Invenciones engañosas de realidades profanadas… De sueños expropiados por los que negocian con almas

Realidad no es como la deletrean… Realidad se deletrea P A T R A Ñ A

Se comercia con sueños de ignorancia

Se embelesa la idea de una patria… Idealizando su significado

Versando a oídos deseosos lo que necesita ser escuchado

Se compra con plata una parte del trayecto pendenciero

Se vende a precio de oro una quimera de sueños engañosos… Rufianes y Fariseos se reparten las tareas de amenizar la esperanza de esas pobres almas

Embustes… Cuentos de caballeros y de hadas… De héroes en corceles blancos

Sonatas refinadas de un lugar llamado Camelot… De senderos recubiertos por rosas blancas

La realidad no se asemeja cuando delante de sus ojos les espanta

Camiones oscuros… Aguas rosadas… Patrulleros que van de caza

La presa…

No hay final de trayecto

Viaje de ida y vuelta… Caminando en círculos derrochan las pocas fuerzas que les quedan

El retorno es lo conseguido…Lo no deseado y por lo no pagado… Obligado

Un viaje en redondo no se sabe si lo mejor o peor para los agraciados… Otros quedaron en el paso… Tendidos

Arrebatados de sus sueños… De las necesidades de sus maltrechos cuerpos… De la plata embaucada

Vacíos es su estado

Olvido su nombre

Carne su apellido

Son hermanos de sangre… Nunca estuvo mejor dicho

Embaucadores mafiosos

Mercenarios flautistas

Fariseos prestamistas

Tratantes de esclavos que hacen el agosto a lo largo de todo el año

No hay verjas en la frontera

Ni camino vallado

No existen muro de vergüenza

Ni el de los lamentos

Solo existe pena, tristeza, rabia y engaño por una esperanza sin recompensa

Por una plata abonada sin recompensa

i3

Sueños rotos…

Lo peor… Se siguen narrando historias rocambolescas a otros que vendrán de la mano

Un círculo vicioso… Ideal para la trata de humanos

Nadie cuenta lo cierto

Lo inverosímil produce más credibilidad… Más elegancia que la cruda realidad

Crudeza que resta caballerosidad y generosidad al que la relata… Impensable para los que llegan

La mentira agrada por su belleza… Por el deseo de ser verdadera

¿¿Quién engaña??

¿¿Quién se engaña??

¿¿Estafadores y estafados??…

O soñadores que no desean imaginar que no hay nada al otro lado… Que su sacrificio es en vano… Que lo poco que les queda es lo que en realidad poseen

Todos mienten… Los conviene

Esa verdad que nadie cuenta… Ni nadie desea escuchar

¿¿Quién juega con los sentimientos??

¿¿Quién se deja maniobrar??

Nadie frena… Todos desean este presente… Su “regalo”

Ni unos ni otros… Por motivos diferentes

Nadie la realidad cuenta cuando escribes a amigos y parientes

Todos engañan a su manera

Todos mienten en el fondo… En la forma diferente

Se comercia con lo que se puede

Se venden quimeras

Se compran deudas

Se obtiene…

A nadie parece importarle

Aunque en ello la vida les cueste

O.

Poesía

Anuncios

lucesysombras View All →

LO QUE VES... NO SIEMPRE ES LO QUE HAY

12 Comments Deja un comentario

  1. Tristemente verdad!
    Ola creciente que en realidad nadie hace nada por mejorar.
    Por conveniencias que todos vemos muy claro.
    No se puede tapar el sol con un dedo.

    Muy bien llevado este poema.
    Con tonos documentales de sucesos que a todos nos afectan. Directa e indirectamente.

    Un saludo mi amigo.
    Un gusto leerte otra vez.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: