Aquel…

 

Rostro…

Serio

Tenso

 

Ojos…

Duros

Vacíos

 

Él…

Silencio

 

Alguien conocido de vista… Anónimo de trato

Su interior un fortín inquebrantable… Imposible descifrar lo que por su cabeza transcurre

 

Armadura forjada a fuego lento… Impenetrable tanto para amigos como ajenos

Imposibilitaba conocer sus pensamientos… Aún menos sus sentimientos

La gravedad de su aura no permitía conocer su estado

… Si sentía, padecía, o era totalmente indiferente al sufrimiento que de sus actos

 

Alguien debió habérselo cuestionado

Haber chequeado su mente… Conocer su verdadero estado

Un examen psiquiátrico hubiese sido suficiente… Nadie estaba interesado

¿¿Buscar, encontrar y sacar toda esa rabia y odio acumulados??

¿¿Razonar su procedencia… Proteger al muchacho??

… Valía más como máquina que como persona

… Nadie dedicó ni un instante a meditarlo… No era prioritario

 

¿¿Cuál era el motivo de esa crueldad??

¿¿Del odio que corría por sus venas??

¿¿La indiferencia a la vida humana??

… Si el prójimo vivía o moría no le trastocaba

 

Esa miseria animal que su mente expulsaba de su cuerpo transformada en bala

Nadie fue capaz, por miedo o indiferencia, de preguntarle lo que sentía cuando mataba… Cuando apretaba gatillo y abatía otra víctima

¿¿Quién querría saber que por el día aparentaba??…

Que eran esas noches dónde la crueldad de sus actos le perseguía

Pesadilla tras pesadilla… Reviviendo los rostros de sus victimas

Recordando la barbarie de sus actos… Un círculo vicioso sumergido por las sombras de la noche de los contrarios abatidos

 

Nadie parecía querer saberlo, o eran demasiado prudentes para cuestionarlo

Temían su mirada, su nocturna agonía

Cuánto sufría su alma maldita cada vez que una bala saciaba su sed de venganza

Les gustaba creer que era indiferente al dolor causado

Eso engrandecía su persona… Mitificaba su estatua… Engullía de a poco su alma en las espesas brumas de una mente acongojada

Disminuía su posibilidad de cambiar de vida… Era todo lo que ellos deseaban

Más máquina que hombre

 

Mas muertes…. Menos preocupaciones

Su interior no importaba

Una vida dedicada a limpiar las conciencias de otros

La suya… ¿¿Quién, cuándo y cómo la sanaban??

 

No había espacio ni tiempo para el remordimiento… Para eso le concienciaron

Mucho menos debía cuestionarse el dolor y la agonía de sus víctimas, de cualquier sentimiento humano

Únicamente era trabajo… Algo mecánico

Nadie sabía que con cada víctima perdía una década de vida

Que su interior estaba envejeciendo a pasos agigantados

Poco a poco se iba diluyendo

No duraría demasiado el experimento

 

Se decía que provenía de una familia de gente sin escrúpulos, de asesinos y maleantes, de los cuales había aprendido todo lo que necesitaba para proteger su alma contra los escrúpulos, para que su corazón fuera una coraza que no permitiera traspasar sentimiento alguno

Todos y cada uno contaba la historia según le convenía… De boca en boca engrandecida

Lo único cierto es que nadie sabía a ciencia cierta su procedencia… Incluso él mismo había veces que dudaba su recuerdo

Solo cuando dejaba el fusil, se desnudaba y se miraba al espejo, recordaba a aquel joven que dieron por desaparecido y muerto

 

Aquel que un buen día, sin más, ya no se lo encontraron en su pueblo

Aquel joven risueño y enamorado que le habían arrebatado su único aliciente en esta perra vida

Le separaron del amor de su niñez, juventud… Del que iba a ser…

Todo eran cávalas de taberna

De cierto… Solo él y ella sabían

 

Pero siempre hay alguien enterado, un anciano moribundo, el antiguo alcalde de un pueblo pequeño.

Alguien que recuerda a un muchacho chico, con la cara pecosa y una mirada risueña. Un hombre con alma de niño, un soñador empedernido, un enamorado apasionado. Un joven que le robaron el alma por el sacrificio soportado.

Un muchacho que acusaron de la violación de su amada… Ni probada ni enjuiciada

Una calumnia de un marido canoso y arrugado que había conseguido su trofeo pagándolo

 

Un alma errante que escapó obligado

No encontró mejor lugar donde guarecerse que el ejército

Un joven al que adiestraron en el arte de la muerte, le obligaron a reciclar su cuerpo, su alma y su mente

Conquistaron sus recuerdos… Destruyeron todos sus sentimientos, o eso creyeron

Le domaron a su antojo convirtiéndole en un depredador sin escrúpulos, un fetichista del dolor, un creyente para el cual sufrimiento ajeno era un mandamiento divino

Su corazón se endureció con el paso de los años y los cadáveres de otros jóvenes que dejaba a su paso

Su alma pura reconvertida en un fusil de asalto… Un depredador insaciable

Un asesino insatisfecho

 

Por dentro…

Aún era aquel pequeño que jugaba a indios y vaqueros, a príncipes y princesas, aquel que soñaba con ser…

Aquel joven enamorado que le arrancaron el corazón a bocados, le arrebataron su alma… Sacrificaron

Aquel muchacho que preguntaba sin obtener respuesta alguna a sus múltiples pesares, ni explicación a sus pesadillas

Dilemas que su interior no digería… Le carcomía las entrañas… Destrozaba sus sentimientos

¿Por qué debía disparar contra aquellos que no le había hecho nada?

¿Por qué debía arrebatarles la vida?

¿Por qué debía asesinarlos a sangre fría?…

Preguntas que hacía y nadie contestaba

Preguntas que se hacía y le carcomían el alma

 

Esas cuestiones que años después seguía preguntando… Preguntándose

Esas inquietudes y pesares que cargaba su maltrecha alma

 

Esa pérdida de la razón y comienzo de la sinrazón le llevaron a silenciarse…

 

Un sonido alto y claro… Muy probablemente escuchado por los vecinos del supuesto pueblo y por aquella a la que únicamente había amado

 

O.

Poesía

Anuncios

lucesysombras View All →

LO QUE VES... NO SIEMPRE ES LO QUE HAY

16 Comments Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: