Somos… (52 golpes)

somos

 

¿¿Qué éramos??

¿¿Qué somos??

¿¿Qué queremos ser??

¿¿Qué quieres que seamos??

¿¿Qué podríamos ser??

¿¿Qué será de ti??

¿¿Qué será de mí??

…. ¿¿De nosotros??
Si no sabemos ni dónde estamos varados… Ni sabemos hasta dónde el tiempo nos ha arrastrado

¿Cómo saldremos parados de una situación en la que nos hemos encontrado sin quererlo?

En un tiempo y un espacio desconocidos… Extrañamente ajustado a nuestro desquicio

¿Qué nos está pasando? ¿Quién es el artífice de semejante fiasco?
Un reajuste de nuestros sentimientos… Una evaluación de nuestras emociones

 

Tanta palabrería

Tanto rodeo

Tanta… Para explicar que estamos en un proceso de amigos vs amantes

Para ver cómo solucionamos esto… Si continuamos siendo solo amigos íntimos

Si por el contrario…

 

¿Por qué continúas empeñada en cambiarme de vida?

Me sigues… Me persigues… ¡¡Me acosas!!

 

Pones patas arriba todo lo que tocas

Búsquedas desesperadas en lugares desamparados

Llamadas perdidas en un número equivocado

Mensajes acumulados en un contestador apagado

… ¿¿Qué coño te pasa??

… ¿¿Que deseas??

Eres mi amiga, no mi madre

Excesivo me parece tanto revoloteo

Me asusta tu insistencia
Te empecinas en saber qué sucede con cada chica que salgo

Si me acuesto o no con ellas

Los detalles íntimos de mis peripecias

Si es una relación seria o un polvo de una noche pasajera

¿Por qué deseas saberlo?

¿Tanta necesidad tienes?

¿No te daña escucharlo?

No entiendo…

 

Únicamente somos amigos

Tu misma mil veces lo has matizado con tu alfabeto dictatorial

No deseabas que cruzase la minúscula raya que nos arrebataba la pasión

… Nos desquebrajaba el deseo explosivo de años de convento

¿Cuántas te lo pedí?

¿Cuántas me lo negaste?

Nunca has consentido ir más allá de un monólogo mío y un silencio sepulcral tuyo

 

¿Por qué te molesta tanto que tenga o no una relación seria?

¿Por qué me delatas ante ellas?

A mis espaldas las alertas de mis tetras y estrategias

Las saturas con preguntas inquisitorias… Posiblemente amenazas

Las asustas con insinuaciones perversas e historias rocambolescas

¿A qué viene este comportamiento obsesivo?

Me asusta en lo que te estás convirtiendo

 

Lo que está pasando no lo tengo nada claro… ¿Cómo debo tomármelo?

A veces me siento amordazado por tu cariño

Otras en la oscuridad más absoluta con tu vacío

Una de cal… Otra de arena

¿¿Es un juego??… ¿¿Un reto??

 

Tanto “cariño” entre amigos comienza a ser peligroso

… Ya no somos ese par de niños que jugaban a escondidas

¿Tanto necesitas detalles y pormenores de mis citas?

 

¿¿Oíste lo que te dije??

¿Te estás escuchando lo que preguntas?

¿Eres mi amiga?… ¿O mi madre?
Su cara desfigurada por mi repentino cambio de tono

Por ese intempestivo interrogatorio se volvió fuego

Encendida como una llama entre tinieblas

Su rostro se volvió enigmático

Su mirada alegre caducó… Se volvió negra

Endureció los músculos de su cuerpo

Tensó su alma cariñosa convirtiéndola en piedra

Una hoguera de vanidades… Las mías y por lo visto, las suyas

Callada… Rígida… Quieta

Imposible sacarla palabra alguna

Había tocado dónde más dolía

Y sin yo mismo saberlo… Lo que más amaba de ella

 

Me acompleja tu insistencia

No será…

¿Acaso te has enamorado de tu amigo?

¿Has cruzado el límite por ti circunscrito?

¿O te sientes atraída por el morbo que te generan mis aventuras y desventuras?

Solo es…

Ni amor, ni cariño, ni dulzura… Es sexo, solo eso

Amigos somos… Amantes lo hablamos y siempre lo negaste

Mas aún… Me expulsaste de tu recóndito escondrijo

 

“Ya sé lo que dije… dijimos, lo que hablamos y cuestionamos, pero yo… Tú…

¿Acaso no me notas rara? No te das cuenta que hace tiempo que no hablamos de sexo”

 

¿Estás celosa? ¿Estás enamorada?

¿O simplemente te excita mi presencia?

O Necesitas de mis experiencias por falta de las propias

O tal vez sea que esperas ansiosa que no te mire como una amiga

Que te trate como a una de ellas… Un polvo de una noche

Una cana al aire que no inmuta

 

“Ya no soportaba más este frenesí de relatos eróticos

Necesito probarlo

Sentirte dentro

Que seas solo mío

Que lo demás solo sea humo”

 

Tal vez estás enamorada de una historia

Has idolatrado mi figura… Te ha vencido el deseo de tus sueños

 

No te equivoques

No soy príncipe de día… Ni lobo de noche

Solo soy un pobre diablo que no localiza lo que desea

Que busca y rebusca… Pero nunca encuentra lo que de verdad deseaba

Un niño que te necesita

Que se desahoga en tu compañía

Que llora entre sombras

No te creas lo que la luz refleja

Ni lo que esconden las sombras

Piénsate bien lo que deseas

Recapacita tu postura

Asegúrate que es lo que buscabas

Ten cuidado con lo que encuentras

Puede que me no conozcas… Que sea lo contrario de lo que sueñas

Puede que solo sea apariencia la que demuestro a tu persona

Tal vez…

Sin mediar palabra alguna, se desnudó en un visto y no visto, en un instante estaba cubierta únicamente con lencería negra

Me miraba como nunca me había mirado

Unos ojos endiablados que traspasaban mi coraza… Debía mantener los míos apartados

 

“¿Así es como agachas la cabeza ante ellas? ¿No pensaba que fueras tan miedoso, o es la sumisión lo que verdaderamente te pone?”

 

Ni dejarla terminar quise

Abalanzándome sobre ella sin señal previa, sin darla tiempo a reaccionar

Mis labios enfrentados a los de ella

Mirada dura… Expresión sincera

No necesité palabra alguna

La expresión de su cara se volvió sorpresa… No esperaba semejante avalancha

Un atropello de sus sentimientos en toda regla

Me embaucaba un deseo irresponsable de tenerla entre mis labios

Humedecer todo su cuerpo de corrido

Acariciar suavemente su piel, su cabello, su cuello…

Comer a besos sus pechos, su espalda, la curvatura de su entrepierna

Introducirme dentro… Desvirgando con mi lengua sus palabras de reproche

Cambiar el gesto de su rostro… Sacar una sonrisa pícara

Oírla rogar que la penetrara… Que la poseyera

Saber que deseaba lo que tanto había estado esperando que sucediera

Inventando historias complejas

Calumnias sexuales de fantasías complejas

Hasta los huevos estaba ya de historias e historietas

De citas con chicas que no me interesaban

De tanto cuento…

 

Tanto tiempo perdido inventado

Ambos dando rodeos equidistantes

Señalándonos con las miradas

Separándonos con las palabras

Los hechos ponían de manifiesto nuestros sentimientos

 

Yo la quería a ella

Desde pequeño lo sabía

Desde que jugábamos a escondidas

Durante todos estos años de escarceos

… Únicamente deseaba despertar sus celos

… Que expirase su inflexible compostura

Que se diera cuenta de cuánto la deseo

 

¿¿Y ella??…

¿Se había enamorado de mí?

¿¿O de los personajes de mis cuentos??

¿Era su amor para ese chiquillo al que conocía desde pequeños?

¿¿O iba destinado al personaje dantesco de mis cuentos??

 

¿¿Habría acabado como Don Quijote??…

 

O.

Poesía

lucesysombras View All →

Si no sientes lo que escribes... ¿¿Cómo trasmites lo que quieres??

11 Comentarios Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: