Se lleva…

Fíjate… Cómo nos mira
aquello que era alguien
cómo agacha las orejas
la boca con una febril mueca
mohíno cual sauce
solloza como chopera.

Dónde se esconden sus ojos negros
envidia de antaño… Añeja.
Mirada que telegrafiaba fuego
enquistaban vistas
domesticaba fieras.

Aquel porte gallardo
sobrepasaba su cuerpo
embriagando las doncellas
ahuyentando a varones
denostando presencias.

Se pregunta una mirada
Mientras observa aquella.
Ojos caídos
gimen tristeza
saltan lágrimas
ninguna soltera.

Sometido…
ante lástima traicionera
un ademán que pierde
prohibe recompensas
superado por cómo y quién era
… Ahí arrasa Atila
… Fiereza traicionera.

Aquellos ademanes
no se fumaron
no trasquilaron edades
ni sueños
ni ideas
… Quedaron obsoletos
resguardados en su quimera
esperando el momento
de volver a una escena pasajera.

Mira
Recuerda
… Lo que es
… Lo que fue
… Lo odiado
aquello que llegaría
sin récord
sin recompensa.

Un pelele a su manera
un anciano vacío
un hombrecillo encorvado
sentado en un banco cualquiera
… La medianía de quien era.

 

O.

Poesía

O., Luces y Sombras View All →

"Solo entiende mi locura, quien comparte mi pasión"

10 Comentarios Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: