Quién sabe…

Cuando lo intentas te llaman loco.
Escaso significado para denominar
la valentía que sustentas.

¿Cómo eres capaz
de acabar con tu vida?
De sesgar un pasado
un presente perturbado
un devenir hipotético… Crudo.

Te cuestionas,
no tus actos,
ni tus palabras,
aún menos la veracidad de tu alma,
el compromiso con tu corazón,
la realidad con la te levantas,
convives y sobrevives,
desde el amanecer al ocaso.
Sin tener la conciencia predispuesta,
ni ser consciente prepotente
de la necesidad que te atrapa,
de la obligación abandonar la telaraña.

Es sencillo ser crítica continuada.
Insensateces soportarás mientras avanzas.
¿Alguien es capaz de satisfacer tu curiosidad,
la cuestión que te atenaza,
que nadie se atreve a pronunciar
ni disimular que no los ataña
aunque fusilan con la boca
y ahorcan con la mirada?

No callan
… Como grillos chismorrean.
Dardos surcan los lares que atraviesas.
Inconsciente deambulas sopesando
si te encuentras sumido en un campo de batalla.
si soldado, trinchera, bala
o un simple peón que no gobiernas,
que acatas mientras agazapado sueñas
cumplir con tus sentimientos,
no mostrarlos la puerta trasera.

Cuesta caro cumplir tus esperanzas.
Sosiegas tu ritmo cardíaco,
acallas gritos de rabia
mientras envalentonado
no te cuestionas,
ni te sometes
mientras jaleas tus piernas,
enfocas la distancia
y continúas persiguiendo la senda añorada.
Alejando recuerdos
que tras de ti quedan huérfanos
por su incapacidad de asumir que sientas.

O.

Poesía

O., Luces y Sombras View All →

SoLo EnTiEnDe Mi LoCuRa QuIeN cOmPaRtE mI pAsIóN

A %d blogueros les gusta esto: