Tiempo…

De qué sirve una esmeralda
en un desván momificada
sisada la sonrisa que irradia
Una estrella fugaz sin firmamento
donde danzar emancipada
inmiscuida en la espesura de un instante
La esencia de una dama
que se mantiene enquistada en mi retina
en mi cabeza brujuleando
sin sustentarse en la cama a mi lado.

El susurro de un café
el suspiro de un cigarro
el pellizco de un sueño despertado
… Solo
en una mesa patrullando
Debatiendo con el tiempo
corroborando la intransigencia
de su independencia
La promiscuidad
con la que se enquista en las mentes
de los enamorados
La espesura
que revierte en los labios
obligándolos a estar separados
Los cuerpos estridentes
peregrinando anónimos
persiguiendo la sombra que transita a su lado
Creyendo…

Entreteje estalactitas en los párpados
simulando retales góticos privados
… No estoy llorando
son únicamente ensoñaciones
desvaríos momentáneos
encriptadas anomalías sentimentales
de un animal irracional encarcelado.

O.

Poesía

Luces y Sombras, O. View All →

El silencio empobrece el alma

8 Comentarios Deja un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: