Cree…

Agachada la cabeza
acostumbrada a comerle soñando
se le antoja inverosímil
poder acariciarlo.

Oírle en la distancia
sin saber lo que está pensando
sintiendo
… Cristales oscurecen sus ojos
cuando su voz atraviesa su temor.

Sorpresa inunda su mente
cuando la mano le tiende
temblando por un reencuentro
recreado mil veces
y mil momentos inesperados.

Palpa su pecho
excitada
nerviosa
excéntrica
… Nada de lo programado.
Un latido constante
agitado
estable
similar al recordado
sin la debacle expectante.

Enfrentados…
Sabe que no ha errado
que sigue firme
consecuente
reflejando la serenidad perenne
las palabras declaradas
el sentimiento indemne.

O.

Poesía

5 Comentarios Deja un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: