Tiempo

Peregrino suscrito
convictos los senderos
un destierro clandestino.

Tal vez…
El adiós fue más sincero
que un te quiero sin compromiso
anestesiado en el tiempo
acorralado en un territorio ajeno.

Iracunda su mirada
hipnóticos ojos
perdida la esencia
la pasión evaporada
justificación paupérrima.

Algo retumba
siente
arqueado
… Piensa.
Retumba el acertijo
la pieza náufraga del rompecabezas.

¿Dónde se cobija?
Aquella que agasajaba su pálpito
ensortijaba su cuerpo
acunaba su alma.

Sustentaba su mano
enarbolando sus sentimientos
mesaba sus cabellos
sus hilos manejaba
resarciendo su mueca.

Anestesió su corazón
crucificándolo cual bala
desojándolo cual flor
la cancela despejada.

Blasfema su mente
su boca calla.
Sus ojos cristalinos
su sonrisa apagada
… Hablan.

¿Dónde estás?
¿Qué retiene mi llamada?
¿Quién custodia tu conciencia?
¿Quién desbrozó tu coraza?

Un palabra
una botella
una ola descarrilada
un deseo
… Vuelve a casa.

O.

Poesía

7 Comentarios Deja un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: