Un momento…

Clamé a la luna
rogué al sol
bajo las nubes
alcé los brazos a Dios.

Sumido entre tinieblas
creí verte a mi alrededor
… Inalcanzable a mi mano
indiferente a mi dolor
perpleja por mi constancia
cediste un impás
sin motivo
ni razón
ante el cristal de mis ojos
la aullido de mis labios
antes de decirme adiós.

Atónita tu indiferencia
increpada por la dolencia
emergente del dolor
causado por una simple gota
brotando de mi corazón
derogó la sentencia
admitió la apelación
revocando la condena
de vivir sin tu amor.

O.

Poesía

24 Comentarios Deja un comentario

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: