Elección…

Ha ido menguando
diluyéndose en el espacio
disolviéndose en el tiempo
arrastrando penurias
por el cuadrilátero del universo.

¡Claudica!
Estas obsoleto
eres prescindible
patético…

Las entrañas disociadas en el vestuario
los redaños engullidos por el silencio
su entereza simulante frente al vacío abandonada por el engranaje adquirido.

Solo un esquelético hilo rojo rabioso
asomándose por al pretérito precipicio
aferrándose al delirante presente
con menos que más sentido.

Unos lo llamarían coraje
alma los alienígenas
corazón es su denominación.

Otros dirían
que son los últimos coletazos
de un quijote extenuado
de un cid literario
el impropio final
de un cristalino caballero.

No admitiéndose en penumbra
dirimiendo si está noqueado
dormido
o a las puertas de San Pedro.

Sin querer saber
entender o reconocer
que está incompleto e inoperante
en un fantasmagórico lapsus de tiempo.

¿Por qué has subido?
¿Por qué mantienes el pulso?
¿Por qué este trago sanguinolento?
Este mortífero tributo
baldía refriega interna
esa última mirada en el espejo
¿Necesita aún demostrarse algo
o es innato en su esencia?

Sin reconocerle… Le observo
Buscando algún parecido
con aquel Aquiles de antaño
… Ínfimo símil rememorado.

¿Tanto has cambiado…
Que ni el amor propio
se reivindica a tu lado?

Acurrucado en la esquina
amortiguando y desoyendo los latidos
enrojecidos los ojos
el semblante comprimido.

¿Por vergüenza de lo evidente
o rabia
ante su inquisidor destino?

Aún así…
No desanima los brazos
subsistiendo durante el …último periplo
vacío su rinconada
ni un buen samaritano
que alivie su descanso
vendando su calvario
sustentando su finiquito.

Tus ojos sufren cuando me miras
Los míos ya no desprenden sosiego
el aliento se desvanece
escamoteado por el recorrido… ¿Seguir soñando?
… Tu desquiciante orgullo erguido.

Quizás te falte un …último asalto
a ese corazón malherido.

No te avergüences de tu estado
ni de los golpes recibidos
ni por el modo de afrontarlos
ni de…

Mis ojos se derriten ante semejante circo
Siento pena
rabiaFrustrada el alma
¿Qué coño te pasa?
¿Por qué no caes ya rendido?
Aparto la mirada…

¡Tira la puta toalla!

La loma apaciguará el repliegue
No sigas recibiendo semejante castigo
no vuelvas a levantarte
no sigas castigando tu mente… Excusa el suplicio.

¿Tanto vale?…

No merece la pena
… No varía el destino.

Te miro… Te observo
Cabizbajo
cariacontecido
… Desasistido.

No puedo ver cómo te linchan
¿Por qué continúas?

… ¡Cabronazo!

¡Tira la puta toalla!
No puedes mantenerte erguido
un peso muerto deambulando… Esa socarrona constancia.

Me cabrea saber
que lo estás buscando

Tarde
No puedo
Ya no tiene sentido.

Te miro…
Veo… Vacío en tus ojos
¿Determinación en tu mirada?
De eso… El recuerdo.

Tu alma…
¿Por qué coño sigue luchando?
Ahh… Ese jodido corazón tuyo

Ese…
Que tanto he amado
ese que tanto me ama
que nunca envaina la espada
nunca abandona un combate
no retrocede
… Artículo variopinto.

Si de verdad me quieres
si me sigues amando…
Descansa sobre la lona
desarma los brazos
escamotea la tormenta
¡Abandona el puñetero teatro!

Veamos como…

O.

Poesía

Luces y Sombras, O. View All →

¿De qué huyes?… Lo que dentro se aloja, contigo viaja.

4 Comentarios Deja un comentario

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: