Hace tiempo…

Me fui alejando poco a poco
sin darme cuenta
sin quererlo
ni desearlo
engullido por la botella
derrumbado mi mundo
obsequiándome con uno ajeno.

El anonimato era perecedero
los índices pronosticaban
el percance venidero.

Perdí la noción
del tiempo
del espacio
dormitar en un banco
expulsar la ingesta
reiniciar el trayecto.

Deambular amaestrado
tras aromas alcoholizados
embriagando los sentidos
fui desterrando el pasado.

Camuflaje esperpéntico
raciocinio incauto
desapego vital
los sentimientos zozobrando.

Una resaca perenne
un aguacero diario
un personaje patético
fijación en su regazo.

Crucé el umbral
convirtiéndome en lacayo
de cualquier embalse
de cualquier riachuelo
capaz de sofocar
el ávido fuego
homicida de mi estado.

Aún las pesadillas
retornan al pasado
reviviendo angustiosos
escarceos noctámbulos

Cuántos despertares
exhalando brebaje añejo
sin saber si sueño
o estoy soñando…

O.

Poesía

10 Comentarios Deja un comentario

  1. Reblogueó esto en SER+POSITIVOy comentado:
    «Cuántos despertares
    exhalando brebaje añejo
    sin saber si sueño
    o estoy soñando…»

    («No sabes dónde ni cómo… Ni si eres y estás»)

    O.

    Wow!!!! Bravo!!!!!
    Excelente, fuerte y muy denso (o vivido) me llegó poeta.
    Saludos.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: