Tú… Él…

¿Dónde estás? 

Y esas promesas 

debajo del sombrío 

hacen aguas

calan los pensamientos

sentimientos

… El alma.

Y yo…

Arraigado sigo.

La lluvia arrecia 

resguardo escasea

indiferente 

de tu indiferencia. 

Las articulaciones 

ya flaquean

la mente confabula

Únicamente… 

El cobrizo hace garita 

de noche 

de día. 

Los ojos enrojecidos 

alternan esperanza

lágrimas 

niebla 

cada vez que 

una silueta se vislumbra

acelerando un pálpito 

que pronto frena. 

Un estratégico gorrión 

en exceso conquistador 

unas palabras susurradas

vuelcan la tesitura 

compartiendo inverosímilmente 

una sospecha…

Abandona la brújula 

guíate por tu corazón 

abandona el norte

busca el sol

la arena cálida

un café en una terraza. 

Los ojos enmendados

la cabeza despejada

purgado el dolor

de tiempo de separación. 

Que el ruido que oigas

no sean las gotas de alcohol 

sean la resaca 

de las olas del mar

el frío de hoy

el ardor de mañana 

la inestabilidad mental

el sosiego del alma. 

Tal vez… 

Encuentres lo que buscas

con tanta ansia. 

Quizás… 

Confundiste el crucigrama 

te faltó 

te sobró 

una pieza

o varias… 

Recreando una película 

que enfrentada a la realidad

está desenfocada

alterada en plenitud

por todas las circunstancias. 

Poesía

5 Comentarios Deja un comentario

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: