Es…

¿Por qué desconfías de mi corazón?
¿Por qué desafías mi mirada?
Dime qué esperas de mi
Dímelo con una sola palabra
… Esa que tanto se repite
… Esa que tanto engaña
Que resulta tan fácil de decir
De pronunciar
Tan difícil ser verdad
Tan poco dura
Tanta dificultad entraña

¡¡Dímelo!!
… Mirándome a los ojos
Esos que nunca engañan
Esos que se iluminan cuando te acercas
Se clavan en tu mirada
Iluminan mi rostro
Una sonrisilla picara sacan

¡¡Dímelo!!
… Por favor
Dime… ¿Cómo te llamas?
¿Dónde vives?
¿Quién te acompaña?

Di…
¿Eres feliz?
¿Te trata bien?
¿Te arropa en las frías noches de invierno?
¿Te mece sobre su cuerpo?
¿Te susurra al oído “Te Amo”?

Creo que te he pillado
Por la cara que pones
Por la expresión de tus ojos
Por esa mirada serrada
¡¡Dime!!
¿¿Me equivoco??

No hay otro
Nunca lo hubo
Fue una excusa simplista
Una historieta barata
Una mentira a gritos
Una vil calumnia

Tu corazón no aguantaba
Más embaucadores
Más perroflautas
Más niñatos
Más egocéntricos papanatas

Sigo aquí… Preguntándome
Preguntándote…
¿A qué hora te acuestas?
¿A qué hora te levantas?
Son dos simples preguntas
Esperan su respuesta
Esperarán junto a mí lo que haga falta

No es curiosidad
Ni morbo
De lo que se trata
Únicamente quiero
Quiero que hoy no seas sensata

Solo por una noche
Y una madrugada
Solo dile a este extraño
Que tiene tu mirada clavada
Tus ojos escrutando
Tu cerebro maquinando
Dile a este pobre diablo
Tu hora de llegada
Lo que duermes
¿Dónde?
¿Cuándo te levantas?

Únicamente lo pido para poder llevarte “esa” palabra
Esa que tantas veces te han dicho
Tantas has oído
La que te ha jugado tan malas pasadas

Permite que te la acerque a primera hora de la mañana

Hazme un hueco en tu cama
Ni arriba… Ni abajo
… A tu lado
… A la vera de tu silueta
Sellado por tu mirada

Hazme sitio que llego
Date prisa que pesa
Traigo “dos” palabras
Mírala…
Tatuada en mis ojos
Reflejada en mi mirada
Cómo pesa el corazón
Cansada viene el alma

Permite que repose
Que coja resuello
Que respire una sola gota de aire
Suficiente para susurrarte
Para gritarte suavemente…

 

… Sin espacios ni lugares

… Sin tiempos, momentos ni instantes

Siempre gritándolo

Nunca avergonzándome

 

O.

Poesía

lucesysombras View All →

LO QUE VES... NO SIEMPRE ES LO QUE HAY

22 Comments Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: