Dime…

young-girl-531252_1920

 

Cuéntame…

Qué acongoja tu sosiego

desbroza tu alma,

resquebraja tu cuerpo.

Si tu corazón aún late

o se paró en seco.

Cómo puedo reanimarlo,

debe seguir latiendo.

 

Dónde estás,

dónde estamos.

 

Cuéntame…

Qué piensas,

las cábalas que rondan tu cabeza.

Qué decides.

Cuántas posibilidades tengo,

de seguir compartiendo.

De no ser pasto de lombrices,

gusanos y cuervos.

 

Cuánto tiempo deberé seguir así,

en este motel de terciopelo blanco,

con sus habitaciones acolchadas,

sin amigos, ni ventanas,

con tan solo la compañía

de una bata blanca.

 

O.

Poesía

24 Comentarios Deja un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: