¿Estás segura que lo sientes?
¡Dímelo!
¡Mírame!
Clava tus dardos en los míos,
no moveré la diana,
Fija,
dispara o envaina.
Tú,
no muequees,
ni divagues,
no enredes de rosáceo
tu porcelana.

Dime,
que aún sientes,
lo que predica mi mirada,
de lo que antaño te jactabas.
Dime,
eso que ahora
tus labios separan,
mi mente rechaza,
evidencia clara que nos separa.

¡Miénteme!
Que es amor
lo que nuestras vistas empañan,
los pucheros son antojos,
las lágrimas…

Prueba lo que se siente
cuando disimulas lo que sientes,
cuando un favor emana de tus palabras,
que me quieres,
que sigues enamorada,
que no me cambiarías por ese,
tan galante como indolente,
tan sutil como hiriente,
tan tuyo que me mata.

¿Cuesta tanto una mentira piadosa?
¿Más de 30 monedas de plata?
Como Judas,
¿Castigarás a quién más te ama?

Preferiría como San Pablo,
un golpe seco y certero.
Quedar sordo,
ciego ya tiempo llevo,
ateo lo deseo.

¿Por qué creerme
lo que no siento?

 

O.

Poesía

Luces y Sombras, O. View All →

SoLo EnTiEnDe Mi LoCuRa QuIeN cOmPaRtE mI pAsIóN

21 Comentarios Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: