Yaciendo…

1

Lágrimas emanan de vuestra piel

Rocío expulsa vuestro cuerpo

Acelera mis pulsaciones

Azora mis emociones

Mis sentidos descentrados

Mis instintos sin sentido del tiempo

Intenso aroma que embauca

Mente, alma y cuerpo

Deseo inmediato

Necesidad urgente

Arde en deseo

Abro la puerta

Emanación interna

Refresca vuestras laderas

Delimita vuestro cauce

Lubrica el embalse

Me llama…

Me ruega…

Encuentro

Con cautela avanzo

Oigo vuestros gemidos

Siento el latido de vuestros suspiros

El deseo en el aire

Su eco

Vuestra arqueada espalda

El arco de vuestras piernas

La atracción de vuestra mirada

Vuestro creciente anhelo

Sigiloso me he adentrado

Con suavidad voy penetrando

Gotas de estalactitas ahogan la antorcha

Se oscurece el camino

Ciego transito

Palpado las paredes continúo caminando

Tanteando el terreno

Virando si es necesario

Directo si es vuestro deseo

Juego de manos

Sumatorio de besos

Brillantina de mi lengua sobre vuestro cuerpo

El repertorio no olvidado de movimientos

Vuestra cabeza… Asiente
Vuestra mirada… Consiente
Vuestro cuerpo… Ruega de necesidad

Suplica de deseo

Continuo el ritmo cadencioso

Poco a poco va en aumento

Entradas y salidas más intensas

Mas rápidas… Más fugaces

Sudor… Calor… Pasión

Fuego de cuerpos entrelazados

Vuestras piernas rodean mis caderas

Vuestro cuerpo se exprime atrayendo

Vuestras manos en tensión erizan mi bello

Vuestra voz gime ordenando que prosiga

Que no pare… Que avance
… Obedezco

Avanzo… Prosigo

Como un potro cabalgo entre vuestras piernas posesas
Al trote… Al galope

Sin respiro… Sin tregua

Me cabalgan… Al galope
Encendida… No me das respiro
Sin tregua

Lo que tus movimientos febriles

Entro… Salgo… Embisto

No paro

No debo
No puedo

… Explosión

La cima

La cúspide

El clímax

El éxtasis

Sosiego…

O.

Poesía

Luces y Sombras, O. View All →

SoLo EnTiEnDe Mi LoCuRa QuIeN cOmPaRtE mI pAsIóN

11 Comentarios Deja un comentario

  1. Genial entrada!! Un exquisito y detallado relato de como la pasión: nos lleva al todo, prohibido o no, enardecidos el uno y el otro para desfallecer juntos en la conclusión de satisfacer sus voraces instintos de ser penetrados al mismo tiempo y como corolario el éxtasis… Un cordial saludo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: