Consecuencia… //Reload

Acondicionada tu mente
A la variante de los intereses
La inflexibilidad del ahorro
La despreocupación del propietario
Especulación avivada por buitres
… Infortunio de un ignorante alquilado.

Tu elección es simple
De joven poseía
Ahora… Agua, pan y cebolla
La indecisión pecuniaria

Desata egoísmo primario
Quebrando los sentimientos añorados.

Ni fijos
Ni variables
Un mixto de ambos
Una cobertura inexistente
Unos intereses esquilmados
Un dinero “apropiado”.

“Era la vida”

… Se decía
Sin recordar el pasado

El sacrificio soportado.

¿¿Acertado??… Aceptado
¿¿Moral??… Viviendo como los demás

En un estatus delineado.

Ni mucho
Ni poco
… Inconsecuente.

Precio de mercado
… Intransigente para ignorantes

único para mercenarios.

Ella
Un estorbo mental

Un mal necesario
Ocupante de un espacio solapado.

“Hay otros lugares
Otros vecindarios”
… Se auto convence

Eco creyente enarbola un sentido

Voceado entre dientes

… Mascullado.

Su mente lo sabe de antemano

Su coraza lo niega depositando

Dónde terminará todo

Cómo se finiquitará el trato

… La calle será el premio de años a su lado
A la inconsciencia de ella por creerlo
De él por ser un cabronazo.

Propiedad privada
Especulación urbana
Gente lastrada por rentas devastadas
… Pillada entre el desconocimiento

El anonimato

Y la estupidez del novato.

No poseía otros bienes

Que sirvieran de respaldo
Ni beneficios acumulados
… Alguna que otra deuda
… Algún moroso arruinado.

El dinero guardado no da beneficios

Bajo el somier lo único que recibe son meados
Apenas resguardado
Decía aquel embaucador de aspecto engominado.

Dote de años de trabajo
Callejuelas
Posadas
Antros de pecado
… Invertida al contado.

Ese hombre…

Arquetipo deseado

Ser ingrato que traicionó razones

Diseñó ilusiones

… Aquel amante empalagoso
Hoy un ser extraño.

Dote fulminada sin tiempo de contarlo
Apostó donde, cuando y como no debía

… La ignorancia es habitual pecado.

Algún pez gordo se comió años de trabajo
Ni puta idea tenía el flautista
No se amilanó de invertir lo ajeno

A sabiendas…
El muy hijo puta.

Hacia lo que veía
Lo que oía
Lo que creía que “se llevaba”
Que era moda entre los grandes
Y él tenía un par de cojones
… Pena que no se los cortasen.

¿¿Qué coño hacías??
¿¿Que creías??
… Riesgo innecesario
… Dinero ajeno
Ahorros esquilmados.

Se quedó en bragas
Las XXL de ahora
No las sexy de antaño.

Dejaste traslúcida
Hiciste magia con sus posesiones
En posiciones de novato
La barita tocó unas cuantas veces
El conejo se fue mermando
… De hambre, sed y desconcierto
Al limbo le habías mandado.

Ahora…
No le queda ni un chavo
Ni la chance de recuperarlo
De tener algo digno
De despertar de la pesadilla

Y ver que todo fue…
Realidad de un engaño.

Aun así la has botado
Sin recuerdos
Ni remordimiento
Sin memoria del pasado.

El juez
El fiscal
Y demás lacayos terminaron el trabajo
… Desalojo realizado.

En la puta calle
Una mano delante
La otra al aire
… Rogando.

Alguien reconocerá lo que posee
Viene de antaño
… Su cara
… Su cuerpo
Sus años.

Podrá alquilarla
Podrá reformarla
Lo que le plazca
… Sin sentirse malvado
Ahí llegó su estado.

Oficio obligado
… A su edad.

Sollozos constantes
… Valor de antaño depreciado
… Demanda escasa
Y los que la desean
… Dan asco.

¿¿Dónde ir??
¿¿Qué hacer??
… ¿¿Volver de dónde vino??
… ¿¿Resetear el pasado??

¿¿Cómo??
… Sin el prestigio voceado
… Sin la dignidad expoliada
Como había salido
… ¿¿Entre dos manos??

Con la cabeza gacha del peso
Del sentirse enculada
Empitonada por su macho
Ojos grotescos de rabia contenida
Resecos de tanto lloro extraviado
Mirada callada por vergüenza ajena
La propia se había disipado hace años
Orgullo olvidado en el desahucio
Y en los tiempos callejeados.

¿¿Ejercer como cuando llegó??
Reinventándose de nuevo
Resurgiendo como…
Reactivándose cuando…
Negaba lo evidente
Estaba fuera de escenario.

Asimilar su edad
Volviendo
Amansar su mente
Regresando
Engañarse pensando
Maquinando
Maquillando lo pasado.

Soñando que fue un sueño
… Delirando.

La realidad…
Aún sufría mirándose al espejo
… Una mano cubriéndose sus partes
Otra… Un intento desespero
De rellenar lo sesgado.

Inventar un presente
Negando el pasado
Un devenir rezando…

O.

Poesía

23 Comentarios Deja un comentario

  1. ¡Maravillosas reflexiones; en forma del relato de las consecuencia del oficio mas viejo del mundo! Puedes tener un mano a mano, con nuestro gran bronce Alejandro Dolina “El Ángel Gris” autor de la frase “la mujer no nace puta”. Un cordial saludo,

    Me gusta

  2. Desahuciada del amor,
    desahuciada de su casa,
    desahuciada de una vida digna,
    viviendo errante, ignorada,
    tanto tienes, tanto vales…
    y un “búscate la vida,
    aquí ya no pintas nada”
    Muchas lecturas pueden tener tus versos, cruda realidad que nos golpea a todos, porque todos somos putas en manos del poder que nos maneja a su antojo.
    Abrazos.

    Le gusta a 1 persona

  3. Es tanta la carga semántica -o emociones- que me abrumé por un momento, pero para bien. No sé qué tanto se asimilen entre tus versos el yo-poético y el yo-lírico, puedo decir que entre ellos hay una batalla contra lo que es la propiedad/posesión y la libertad; luego la nostalgia y sus arrepentimientos, ires y venires de lo que fue, pero ya no es, como si algo que llevó años construyéndose ahora se termina, no concluyendo en las mejores condiciones. No sé si rechazo a la madurez que el capitalismo nos obliga o en sí lo que es la esencia de vivir en sociedad. Muy existencial. Me pasa. Como esa parte en la “primera parte” de este poema en la que refiere a la modernidad como una antinomia hacia los poetas -y yo diría que demás artistas-, viviendo forzosos en una ilusión que no nos es propia.

    No sé.

    Esto fue lo que revolucionó en mi mente cuando leí tu poema de principio a fin, quién sabe si acerté a su esencia, nunca fue virtud mía eso de ser certero o perspicaz. De todos modos, creo que con que me haya hecho generar una interpretación, aun casi impresionista, me hace suponer que tus versos tienen su propia magia que brilla, sin importar la oscuridad que los envuelve.

    O como se diría positivistamente: estos versos funcionan.

    Saludos y ánimo con todo. Las experiencias fuertes, nuestras o ajenas, nos hacen más fuertes.

    Le gusta a 1 persona

  4. .Hay un poema de Nicolás Fernandez de Moratín, “Arte de las Putas” (Madrid 1898) donde ya se trataba el tema abiertamente. Tu poema viene a dejarnso al descubierto una realidad que nos golpea el rostro y lo cierto es que lo haces magistralmente. Excelente u poema.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: