Si preguntas…

Órdago asumido por el mentón
emulando estoicos rostros
efímero antifaz opaco
de un instante cristalino
ante la inquisidora carencia de causa
envite incrédulo de tu mirada
que en mi faz interna hace mella.

Sostén carotideo camuflado
protección permanente de mi mente
ante un vértigo imprevisto
por una interrogación camuflada
en bronca temida espera
de una decisiva respuesta.

Y aún…
A la altura de la decisiva etapa
donde consolidar el liderazgo
preguntas por mi esquizofrenia
debatiendo si embisto como el séptimo
o me destierro como el ermitaño
ante un conflicto selectivo??…

Quién mantendrá la brecha abierta
la pasión pretérita sosegada
quién será el sofá de tus labios
el eco de tus latidos
quién la almohada de tus sentimientos
cuando yaces pensativa
tras una noche aterradora
por pesadillas asociativas
de la tristeza que mana
por la irreverente huida
… Quién el paraguas
que bajo la luz deficiente
recrea la sombra
que tu alma añora
decanta la balanza ensimismada
acopio de realidades suplicatorias.

Si han de confinarme
que sea entre páginas blancas
crestas vírgenes
que tus articulaciones desposan
sobre las que escribir mis letras
dar sentido a mis afónicos gemidos
espejo de danzas de alcoba.

Un habitáculo clausurado
donde conciliar el festín visual
los suspiros y aullidos cautivos
entre letras quijotescas
fruto de maniobras conspiratorias.

Dos callejeros fluviales
perfilando el cauce
de una relajación conmovedora
siluetas que yuxtaponen
sumatorio de almas rotas.

Asimilado a tu fisonomía
permaneciendo expuesta la carcasa
a los ademanes de tus sentidos
que sobre mi pecho desojan
sentimientos añejos ensortijados.
Suavidad manipuladora
difumina la ansiedad perpetua
que mi subconsciente acarreaba
por un devenir nómada.

Impensable sería
abandonar la carpa
diseñada con alevosía
resguarda y concilia
el sosiego de mi vida.

Continuar persiguiéndote
impotente y hambriento
sediento e imprudente
día tras noche
descifrando tus huellas
desde un amanecer perezoso
al ocaso absurdo
entre luces y sombras
sin migajas de rosas
que depositen mi ente
junto al vergel
del oasis de tu alcoba.

Acaso sientes…
Quizás elucubras…
Que tu silueta es carboncillo
de un bosquejo efímero
por el deseo irresponsable
del carnal ensimismado
de mi depravado consuelo??

Posa tu mano
escucha el latido
y dime qué denota
qué verbo declina
qué música…
Por quién poetiza su prosa??.

O.

Poesía

Luces y Sombras, O. View All →

SoLo EnTiEnDe Mi LoCuRa QuIeN cOmPaRtE mI pAsIóN

6 Comentarios Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: