Salto…

Creyendo que tu telaraña
sostendría mi corazón
me empeciné en arrojarlo al vacío
sin ser previsor
ni precavido
sin darme cuenta
por no corroborar
que tu hilo no andaba fino
que el agujero seguía intacto
escaso el tiempo para coserlo
mínima la perspectiva
de un remiendo inmediato
el purgatorio es la recompensa
por ser un insensato nostálgico.

O.

Poesía

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: