Yo también…

Tengo miedo…
Cómo no caer en tentación
de sentir vértigo
de cambios de sentido
peajes y virajes
y demás avatares
de este caprichoso destino…

Hábitos que desterraría de mi pecho
si una palabra tuya
certificara mi creencia
una sonrisa
desmoronara mi mordaza
un beso
enalteciera mi perseverancia
tu mano
sustentando la mía
dijera “no te vayas”.

Quédate a mi lado
acompañando mi sufrimiento
recubriendo mi cuerpo
ardiente de deseo
sofocando mi nostalgia.

Asóciate a mi torso
confraterniza con mi alma
sometiendo el desasosiego
que por días me embriaga.

Corrompe el silencio
que impertinente nos separa.
Dime algo
que reanime mis versos
socavando tu coraza.

Con el ardor tus letras
con el aroma de tus pesares
reconquista nuestro banco
que su sombra nos agasaje
la brisa nos acune
volvamos al principio
cuando los sueños eran imperiales.

Subiría a nado
si me lo pidieras
ni el confinamiento más severo
cohibiría mi ánimo
denostaría mi perseverancia
no claudicaría en mi espera
ni en la esperanza
de amanecer a tu vera
suspirando entre tus sábanas.

O.

Poesía

Luces y Sombras, O. View All →

El silencio empobrece el alma

8 Comentarios Deja un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: